¿El color de la grasa determina la calidad del jamón ibérico?

A todos nos encanta el jamón ibérico, de eso no hay ninguna duda. Pero donde existe una gran controversia sobre este producto de alta calidad es en lo relacionado con una parte de su anatomía: la grasa. Hay quienes la rechazan tachándola de poco saludable o creen que es una parte desechable de este alimento. Pero nada más lejos de la realidad. Por eso, en Iberic Box hoy queremos hablarte sobre la grasa del jamón ibérico, para que sepas toda lo que esta puede ofrecerte…

Si eres de los que quitan la grasa del jamón ibérico cuando lo cortas te diremos que estás cometiendo un grave error. Una de las virtudes de la grasa del jamón ibérico es aportar e intensificar su excelente y delicado sabor equilibrando la cantidad de sal y añadiendo nutrientes y matices muy importantes.

Así que vamos a conocer esta parte del jamón ibérico más en profundidad, descubriendo todo lo que esconde…

Tipos de grasa del jamón ibérico

Es importante que aprendamos a distinguir la grasa comestible de aquella que debemos desechar.

Así que primero conozcamos los tipos de grasa que tiene el jamón:

- Grasa externa del jamón ibérico o grasa de cobertura: es la que rodea a la pieza de jamón ibérico. Suele tener un color dorado o amarillo oscuro. En el jamón ibérico la textura de esta grasa debe de ser suave al tacto y con cierta ternura, es decir, que se hunda con facilidad al ser presionada, pero que rápidamente recobre su posición normal. También desprende bastante ácido oleico.

- Grasa interna del jamón ibérico o grasa intramuscular: es la que rodea a la carne en el interior de la pieza de jamón ibérico. Suele ser blanquecina o rosácea. Esta influye en su textura y color, pero también en el sabor.

La grasa del jamón ibérico interna es la que es totalmente comestible, frente a la grasa externa que es la que debemos retirar a la hora de cortar o lonchear un jamón ibérico.

La grasa del jamón ibérico comestible potenciará el sabor del jamón en la boca y mejorará su textura. Si nos encontramos con una gran cantidad de grasa en una loncha de jamón no debemos interpretarlo como un punto negativo, sino todo lo contrario, será un estupendo aporte de sabor y textura en nuestra degustación. Esto es muy habitual en el jamón ibérico de bellota.

¿Podemos saber qué tipo de jamón es por el color de la grasa?

La grasa del jamón ibérico nos aporta, además de sabor y textura, como hemos visto, muchísima información sobre la pieza.

La grasa del jamón de bellota es de textura suave. Debido a la alimentación que tienen estos ceros a base de bellota y a la actividad física que realizan durante su crianza, se pueden a preciar en la carne vetas de grasa infiltrada. Todo esto le aporta un sabor y una textura muy deseados y característicos de esta variedad de jamón ibérico.

El jamón ibérico posee mayor grasa intramuscular que otras variedades, incluso con condiciones de crianza muy similares a las de la anterior. Esto se debe a la anatomía propia de este animal. Esa mayor presencia de grasa intramuscular potencia aún más sus características en apariencia, sabor y textura.

Propiedades nutricionales de la grasa del jamón ibérico

La grasa del jamón ibérico no solo es importante por cuestiones referentes al gusto y al tacto, sino que también es una importante fuente de aporte nutricional de este alimento. En otras ocasiones hemos hablado sobre las propiedades nutricionales del jamón ibérico. Ahora vamos a centrarnos en los aportes de la grasa del jamón ibérico para nuestro cuerpo y nuestra salud:

- La grasa del jamón ibérico contiene ácido olieco, del que sabemos que reduce la incidencia de enfermedades cardiovasculares gracias a que reduce el nivel de colesterol malo en sangre e incrementa el colesterol bueno que protege nuestro corazón.

- Posee grasas monoinsaturadas y tocoferoles que actúan como antioxidantes naturales para nuestro organismo y nos ayudan también a regular nuestro metabolismo.

- La grasa del jamón ibérico nos aporta fósforo, calcio, hierro, potasio, sodio, proteínas y vitaminas B1, B6 y B12.

Es habitual mirar con recelo esta parte del jamón, pero en realidad son una fuente de salud, además de sabor y deleite.

Si estás interesado en saber más sobre el jamón, sus propiedades nutricionales, curiosidades e incluso conocer algunas de las mejores recetas, pásate por nuestro blog. Pero si lo que quieres es disfrutar de los mejores jamones y productos de origen ibérico en tu mesa ven a nuestra tienda online, donde podrás comprar cualquiera de nuestros productos a un precio increíble y de forma rápida, cómoda y segura.