¿Cómo emplatar el jamón?

El jamón ibérico es un producto de alta calidad que nunca debe faltar en una celebración. Es un éxito asegurado. Pero es muy importante que, además de la calidad de la pieza, pongamos un especial esmero a la hora de emplatar el jamón. La presentación es fundamental para hacer más apetecible cualquier producto y elevarlo a otra categoría.

Por eso, desde Iberic Box vamos a darte una serie de consejos para que aprendas cómo emplatar el jamón como un profesional.  Sorprenderás a tus invitados.

La temperatura

Aunque en principio, este factor puede parecer menos importante, la temperatura es clave para poder emplatar el jamón con un resultado excelente.

Debemos cuidar la temperatura tanto del jamón, como del plato donde va a ir emplatado.

Con un jamón ibérico, de bellota u otra variedad de calidad, es importante que este esté a una temperatura ambiente de entre 20 a 25°. De esta manera conservará todas sus propiedades y matices y conseguiremos que sus cualidades organolépticas empiecen a aflorar cuando comencemos con el corte.

A esta temperatura la grasa infiltrada empezará a deshacerse lo mínimo para que el cuchillo se deslice sobre la pieza. Se facilita el corte de una loncha perfecta y se consigue que desprendan los aromas y su brillo intenso.

Como hemos dicho, no solo la pieza, sino también el plato debe de estar a temperatura ambiente, así se mantendrá el calor, aroma y brillo de la loncha. Emplatar el jamón será un trabajo mucho más satisfactorio siguiendo estas recomendaciones en relación con la temperatura.

 

El corte

A la hora de emplatar el jamón uno de los factores más importantes para que el emplatado sea perfecto, es el corte del jamón. Hace un tiempo te enseñábamos un video sobre cómo se corta el jamón como un profesional. Y es que, aunque compres el mejor jamón, si no lo fileteas como es debido, no podrás apreciar todos sus matices de sabor.

Lo primero es que tengamos los instrumentos adecuados:

- Un jamonero donde colocar el jamón

- Un cuchillo jamonero bien afilado

- Un cuchillo de puntilla para deshuesar.

Para emplatar el jamón y que quede un resultado espectacular, la loncha perfecta es aquella de unos 4 o 5 centímetros cortada muy fina, casi transparente. Debemos tratar de que queden todas de un mismo tamaño. De esta manera emplatar el jamón será una tarea más sencilla y, sobre todo, podremos introducir en la boca de un solo bocado, apreciando así los matices que nos frece cada parte de la loncha.

Una de las formas más populares y usadas por los expertos para conseguir que el emplatar jamón sea un éxito, es el corte por repeticiones. Este consiste en hacer diversas repeticiones sobre la misma zona del corte para que se consiga una continuidad en la veta al emplatar el jamón. El efecto es espectacular.

La ración perfecta de un plato de jamón suele ser de unos 80 o 100 gr, es decir unas 20 o 25 lonchas.

 

El plato

Para emplatar el jamón como un profesional debes de elegir con mucho cuidado y gusto el plato en el que lo vas a colocar. Así el resultado sorprenderá a tus invitados.

Lo más recomendable es elegir un plato blanco para potenciar el color de las lonchas de jamón. Visualmente será mucho más espectacular y apetecible.

También es aconsejable que el plato para emplatar el jamón tenga una forma redondeada, así se facilitará la colocación de las lonchas. Esta deberás hacerla siempre desde el exterior hasta el interior, dando una forma en espiral (la veta de grasa siempre hacia el interior). Podemos rematar la colocación con algún tipo de adorno con el propio jamón si nos vemos con la suficiente maestría.

Evitaremos dibujos que interfieran en la presentación y procuraremos que el plato sea lo más plato posible.

 

Toque final

Todo detalle marca la diferencia, por eso, deberás procurar que el plato quede bien limpio, sin restos de grasa ni producto al terminar. Un trabajo impecable es importantísimo para emplatar el jamón con un resultado perfecto.

Un buen plato de jamón puede ser presentado con unas rebanadas de un buen pan rociado de AOVE con aromas o unos picos. El sabor neutro de estos es perfecto para acompañar este sabroso manjar.

 

Si sigues estos sencillos conseguirás un resultado excelente en tus emplatados de jamón. Si quieres saber más sobre el jamón, curiosidades, recetas, etc. puedes pasarte por nuestro blog de noticias. Y si quieres es probar nuestro excelente jamón ibérico, puedes comprarlo en nuestra tienda online de forma rápida, cómoda y segura.