Conservación del embutido ibérico 

Unos de los elementos estrella de nuestra gastronomía española son los embutidos ibéricos. Por eso, desde Iberic Box nos parece especialmente importante hablarte hoy sobre la conservación de los embutidos ibéricos durante más tiempo, para que puedas disfrutar de ellos, de sus propiedades y su excelente sabor todo el año sin preocupaciones. 

Desde Iberic Box vamos a darte una serie de consejos para que puedas realizar la correcta conservación de estos productos. Esto se debe de tener muy en cuenta durante todo el año, pero especialmente en épocas como el verano, en las que el calor afecta especialmente a estos alimentos. 

Sería una auténtica pena que su sabor y calidad se vieran afectados por un tratamiento inadecuado de los productos… 

 

4 formas de conservación de los embutidos ibéricos 

Toma buena nota de estos consejos que te vamos a dar desde Iberic Box, pues una buena y adecuada conservación es primordial para que los embutidos ibéricos conserven todo su sabor y sus propiedades nutritivas. 

1.       Envasado al vacío 

El envasado al vacío es el método ideal para la conservación de los embutidos ibéricos. Así mantendrán todas sus propiedades y sabor y aguantarán el tiempo necesario. 

De esta manera puedes conservar embutidos por piezas o incluso loncheados sin perder un ápice de su sabor, textura y ternura. 

 Al comprar las piezas puedes pedir que te las envasen al vacío (es una opción que ya casi todas las carnicerías y charcuterías tienen). E incluso actualmente hay envasadoras al vacío para uso doméstico que te pueden facilitar este trabajo para hacerlo tú mismo en casa. 

2.       Condiciones ambientales óptimas 

Cada alimento requiere de unas condiciones ambientales propicias para su adecuada conservación y los productos ibéricos no son menos… 

Veamos cuáles son esas condiciones ambientales óptimas para la conservación de productos ibéricos: 

-          Luz: la luz es un elemento que no conviene para la conservación de la mayoría de los alimentos, especialmente los frescos. Esto se debe a que los oxida y degrada. Por eso, siempre aconsejamos conservar los embutidos ibéricos en un lugar oscuro o con muy poca luz. 

-          Temperatura: la temperatura ideal para la conservación debe de ser una temperatura ambiente de entre 18 a 25°. Un excesivo calor lo desgrasa y un excesivo frío lo apelmaza y elimina sabor. Es cierto que durante épocas excepcionales de excesivo calor se recomienda guardarlo en la nevera, pues la temperatura ambiente es demasiado alta y lo dañaría. En estos casos, desde Iberic Box aconsejamos envolverlo bien en papel transparente u otro aislante para evitar que coja olores de otros alimentos de la nevera. 

-          Humedad: una humedad excesiva es uno de los factores más dañinos para los embutidos ibéricos, pues les provoca la aparición de moho. Por eso, se deben de guardar en sitios secos y bien ventilados. También es aconsejable envasarlos al vacío a poder ser y si no envolverlos en un trapo o papel de periódico. 

3.       Congelador 

Podemos afirmar que los embutidos son alimentos que sí que permiten la congelación, pero no es el método más recomendado, pues pierden propiedades nutricionales, aunque sí que conservan el sabor en gran parte. 

Se recomienda este método de conservación para casos en los que no sea posible otra conservación segura o casos más excepcionales como para las personas embarazadas que corren riesgo de coger toxoplasmosis y congelando el embutido evitar ese riesgo. 

En caso de congelar los embutidos ibéricos, se debe cuidar de hacer el proceso de congelación y descongelación de la forma adecuada: 

-          Congelado rápido en cámaras de muy baja temperatura (alrededor de – 20°) 

-          Las piezas envasadas al vacío 

-          Descongelado lento, primero en nevera y luego atemperar a temperatura ambiente. 

4.       Piezas enteras o loncheadas 

Tendremos que tener en cuenta que según el formato de pieza que tengamos o si esta está loncheada o no, l irá mejor una forma de conservación u otra. Lo mejor es que te informes y asesores con tu charcutero o un experto de confianza, como Iberic Box para elegir la mejor forma de conservación. 

Si la pieza está entera o en un bloque es muy importante no quitarle la piel del embutido, pues es la mejor protección para el embutido. 

Si la pieza está en lonchas, lo mejor es el envasado al vacío y en caso de no ser posible como mejor se conservará será bien envuelto en papel aluminio o transparente en la nevera. 

 

Si quieres saber más sobre los productos ibéricos echa un vistazo a nuestro blog, en él encontrarás mucha información sobre los diferentes productos, curiosidades, excelentes recetas y mucho más. Pero si lo que quieres es degustar un buen producto ibérico, entonces acércate a nuestra tienda online, donde podrás comprar productos ibéricos de excelente calidad a unos precios increíbles y de forma rápida, cómoda y segura. 

Para cualquier duda o información que necesites puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra página web o en el teléfono 697 81 16 16.