Un jamón para cada ocasión

El jamón ibérico es uno de los mayores placeres gastronómicos de nuestro país, por lo que suele estar presente en las celebraciones especiales y eventos importantes. Es el detalle perfecto para los más gourmets, el que nunca falla, y siempre es una gran forma de mostrar agradecimiento o afecto.

Pero ¿cómo elegir un jamón a la altura de la ocasión? Si sigues nuestras indicaciones, no te equivocarás.

3 cosas a tener en cuenta antes de comprar un jamón

Elegir un buen jamón ibérico puede convertirse en toda una odisea si no nos hemos informado previamente. Las 3 cosas que van a marcar la diferencia en el sabor y la calidad de la pieza son la raza del cerdo, la alimentación que ha recibido a lo largo de su vida y la denominación de origen.

La pureza de raza nos indica el porcentaje de ibérico. Puede ser 50%, 75% o 100% “Pata Negra”. Este último es un cerdo con dos progenitores totalmente ibéricos. En cambio, en un cerdo 75% ibérico uno de los dos progenitores es 100% ibérico y el otro lo es en un 50%.

La alimentación del cerdo es otro punto importante, puesto que condiciona el sabor final del producto. Para que el jamón sea de bellota, el cerdo tiene que haber paseado libremente por la dehesa y haberse alimentado con los pastos y las bellotas que ha ido encontrando a su paso.

Por último, está la denominación de origen. En España hay cuatro D.O.P. ibéricas: Guijuelo, Jabugo, Los Pedroches y la Dehesa de Extremadura. Escoger un jamón proveniente de una D.O.P. garantiza la calidad de la pieza, puesto que los cerdos de estas procedencias se han criado al aire libre en las mejores condiciones y con una alimentación óptima.

No te preocupes: por ley, toda esta información se ve reflejada en la brida y la etiqueta del jamón. El color de la brida te indicará tanto el tipo de alimentación como la pureza de raza del cerdo.

 Una brida negra es símbolo de la mayor calidad: estamos ante un jamón de bellota 100% ibérico. La brida roja indica que el jamón es de bellota ibérico, pero no 100% (deberás consultar el porcentaje de pureza de raza en el etiquetado).

Si la brida es verde significa que es un cebo de campo ibérico: cruzado (50% o 75% ibérico) y criado al aire libre, pero entre su alimentación no consta la bellota. Por último, la brida blanca se usa para el cebo ibérico: cerdos cruzados alimentados con pienso.

Por lo tanto, el color de la brida te proporciona mucha información de manera visual, rápida e intuitiva. Sin embargo, para conocer más detalles sobre el producto, consulta también la etiqueta, que te dirá la procedencia de la pieza y el grado de pureza de raza.

Un formato distinto según la ocasión

¿El jamón que comprarás es para celebrar una ocasión especial? ¿Sois muchos en casa o lo disfrutarás en petit comité? Dependiendo de tus respuestas, te convendrá más elegir una pieza u otra.

Si es para el goce individual o para compartirlo con la pareja, te recomendamos una paleta, es decir, las patas delanteras del cerdo. Contienen menos carne, por lo que suelen ser más pequeñas: la podrás consumir más rápidamente y, de este modo, evitarás que se seque. Además, al estar más cerca del hueso, el sabor de la paleta es especialmente intenso.

Por el contrario, si sois muchos en casa y la comida suele desaparecer como por arte de magia, seguro que acertarás comprando un buen jamón (es decir, una de las patas traseras del cerdo): su tamaño es ideal para compartir con varias personas.

¿Tienes una celebración importante? El jamón de jabugo bellota 100% con denominación de origen protegida estará a la altura de las circunstancias y no te defraudará. La ocasión lo merece.

Si, en cambio, buscas un jamón para consumir en el día a día, puedes escoger otras opciones que, aún siendo de gran calidad, son más económicas, como un cebo 50% ibérico.

Por último, los maletines de jamón ibérico en lonchas son la opción ideal para que te administres a tu gusto. El jamón está cortado a la perfección por nuestros expertos carniceros y viene empaquetado en distintos envases para que el producto conserve todas sus propiedades sin estropearse: listo para consumir cuando más te apetezca.

¿Qué producto puedo regalar?

El jamón ibérico es un producto gourmet ideal para las fechas señaladas. Ya sean cumpleaños, fiestas navideñas u agradecimientos, regalar jamón es sinónimo de aprecio.

En nuestra tienda descubrirás los mejores productos para estar presente en los momentos más especiales. Con nuestros elegantes maletines, puedes tener un detalle increíble con tu pareja o amigos, mientras que una paleta o un jamón puede ser la elección idónea con que obsequiar a un cliente especial o agradecer el esfuerzo y el trabajo duro de los trabajadores de tu empresa o de tus colaboradores. Y no te olvides de las fiestas navideñas en familia: no son lo mismo sin un delicioso jamón ibérico para compartir.

En Iberic Box encontrarás los productos más exquisitos para demostrar tu estima a las personas que quieres. Nuestro jamón se ocupa del resto.