Jamón Ibérico Salamanca

2 artículos

Fijar Dirección Descendente

2 artículos

Fijar Dirección Descendente

Jamón Ibérico de Salamanca

El jamón ibérico de salamanca es único por su procedencia. Además, podemos encontrar distintos tipos. 

Comprar Jamón Ibérico Salamanca Online

Comprar jamón ibérico de Salamanca es tan sencillo como aplicar el filtro de origen y señalar Salamanca. Así lo encontrarás fácilmente y podrás hacerte con el mejor producto. Sabemos que es de una excelente calidad, famoso por su sabor, y por ello cuidamos cada detalle.

En Iberic Box nos hemos asegurado de que la compra sea fácil y segura, ofreciendo un envío gratis si se superan los 99 €. Para adquirir los productos es tan fácil como conectarte desde casa y bucear entre las distintas opciones. Además, el sistema es seguro, para que no haya ningún problema.

Si no has comprado online antes, esto no es muy distinta de la física. De hecho, esta tiene la ventaja de que no tienes que moverte de casa. Solo tienes que fijarte en cuál es su etiquetado, además del origen, para comprar lo que buscas. Y damos todas las garantías, por lo que si no quedas satisfecho puedes avisarnos y te ayudaremos.

¿Cuánto cuesta comprar un jamón de Salamanca?

Si quieres hacerte con un buen jamón de Salamanca, esto no es muy difícil. Cuando vayas a comprar, ya sea en tienda física o en Iberic Box, solo tienes que fijarte en su origen. Nosotros tenemos jamón de este origen en varias versiones: pieza entera, en lonchas y deshuesado. Además, a un precio asequible para que lo puedas degustar.

Nos hemos asegurado de seleccionar el de la mejor calidad y, por eso, cuidamos de cada detalle. También contamos con cerdos de, al menos, ocho generaciones. Esto hace que sea excepcional al comerlo.

Por supuesto, con nuestros productos no solo te llevas un jamón ibérico de Salamanca, sino también una experiencia.  Nos implicamos a todos los niveles para que sea de buenísima calidad. Sentimos tanta pasión por la riqueza gastronómica que elaboramos el jamón en la península. Y, en este caso, en la misma Salamanca.

Y como sabemos que los jamones de Salamanca son un tesoro gastronómico, nos aseguramos de cuidarlo. También procuramos que su grasa sea sabrosa y saludable, además de suntuosa. Por esta razón, alimentamos a cada cerdo dependiendo de su raza y edad.

Asimismo, contamos con nuestros propios secaderos donde garantizamos una carne de primera calidad. Esto se logra gracias a la sal marina, al aire y a la paciencia con la que se cura. Y para que tenga ese sabor característico, nos aseguramos de que tenga una buena maduración, lo que le hace tener un sabor y aroma profundos.

¿Cuál es el mejor jamón de Salamanca?

El Jamón Ibérico de Salamanca es de los mejores de la península. Detrás de ellos hay una larga tradición artesanal, además de ganadores y productores con muchísima experiencia. Cuando pruebas una carne de esa procedencia, el sabor es inconfundible.

Lo que le hace especial es el clima tan característico de este lugar. Los inviernos tienden a ser fríos y secos, y los veranos cortos. Esto, junto a un paisaje montañoso en los que puedes encontrar encinas y alcornoques, hacen que Salamanca sea la zona ideal para hacer jamones ibéricos.

Esto se nota en su sabor, que es muy característico. Al probarlo se puede degustar un sabor suave y dulce. Esto es porque no tiene demasiada sal y la curación es un proceso muy lento, la cual es extraordinaria por las condiciones climatológicas. Debido a esto, es muy valioso.

También puede verse lo especiales que son por su aspecto. Los hocicos tienden a ser afilados y estrechos, además de que el cerdo ibérico tiene el pelo corto y negro. Su esqueleto también es fino, con unas patas estilizadas y muy largas, además de pezuñas negras y gastadas. Gracias a su alimentación y constitución, la carne es poco fibrosa, un color que va del rosa al rojo y una grasa muy suave.

Asimismo, se llevan unos controles de alimentación muy estrictos. Esto hace que se logre obtener un producto natural de muchísima calidad. También pasa por un proceso en los secadores con una humedad y temperatura ideales para que salga algo exquisito. Todo esto se refleja en las etiquetas, donde se puede ver toda la información de acuerdo a la regulación del sector.

El mejor jamón

En Salamanca podemos encontrarnos varios tipos de jamones. Por ejemplo, el de cebo, que es de cerdos que se crían en granjas y se alimentan de pienso. También los de cebo de campo, en los que los cerdos comen piensos naturales, bellotas y pasto.

Después estaría el de recebo, que se suelen criar en la dehesa con hierba y pastos naturales, además de bellotas. ¿Pero por qué se llama así? La razón es que, si no ganan el peso necesario, tendrán que alimentarse de cereales y legumbres.

¿Y cuál es el mejor? El ibérico de bellota, donde la calidad de la carne del jamón de salamanca es excepcional. Se crían en la dehesa y se les da pienso natural para que crezcan sanos y fuertes. Además, no se les da ningún suplemento y se deja que se alimenten de forma natural.