Paleta Ibérica
Ahora comprando por
Raza: 100% Ibérico

2 artículos

Fijar Dirección Descendente

2 artículos

Fijar Dirección Descendente

Paleta Ibérica 

Si quieres comprar paleta ibérica estás en el lugar adecuado. Contamos con las mejores paletas para que disfrutes al máximo de la experiencia.

Comprar paleta ibérica Online

Para comprar paleta ibérica de forma online, el mejor lugar para hacerlo es en Iberic Box. Nos encanta el jamón ibérico y hemos decidido centrarnos en él, tratando de llevarlo a todos los lugares.

Cuando seleccionamos cada pieza, nos aseguramos que sea el mejor de la Península Ibérica. Lo escogemos, valoramos y nos aseguramos de que haya pasado por una maduración que lo deje en su punto. Cuidamos cada pieza para que, cuando llegue a ti, esté en las mejores condiciones. Buscamos que los jamones sean excelentes y nos aseguramos de ello.

Lo hacemos con un empaquetado moderno, perfecto para que sea una experiencia desde que te llegue la caja. Sabemos que es un producto que asociamos con el placer y este debe estar presente en todo momento. Queremos que disfrutes.

Además, tenemos tanta confianza en que lo disfrutarás que contamos con una garantía total. Si no te gusta, solo tienes que decírnoslo. Y si tu envío supera los 99 €, tendrás envíos gratis. Disfruta y compra de manera fácil, segura y rápida.

¿Cuántos tipos de paletas ibéricas hay?

Las paletas ibéricas pueden ser de varios tipos, aunque siempre provienen del cerdo ibérico. Esta raza es muy importante en España y es de donde vas a sacar la máxima calidad a la hora de elaborar jamones y paletas. Gracias a su alimentación y cuidados, hace que se genere un producto único. ¿Pero qué tipos de paletas ibéricas existen?

Están las paletas 100% ibéricas de bellota, que llevan unas etiquetas negras. Estas son las de la mejor calidad y vienen de cerdos que son de pura raza y que se alimentan de bellotas en la época de montanera.

Las paletas 50% ibéricas de bellota llevan una etiqueta roja. Esto quiere decir que tienen, al menos, una mitad ibérica. Puede ser que vengan de cerdos 50% o 75% ibéricas, que se cruzan y se alimentan con bellotas.

Para las paletas ibéricas de cebo de campo se utiliza una etiqueta verde. Con esto se indica que se crían en semilibertad y se les da de comer pienso de calidad, hierbas y cereales.

Por último, estarían las paletas ibéricas de cebo que usan una etiqueta blanca. Estas vienen de cerdos que se alimentan con pienso y se les cría en un régimen extensivo.

¿Cuál es la diferencia con un jamón ibérico?

Cuando vemos un jamón y una paleta ibéricos es posible que no sepamos cuáles son sus diferencias. Es normal. Los tres siguen el mismo orden de pasos en el proceso: se salan, secan y dejan madurar la carne. Es muy complicado distinguirlos al comer. Pero cada uno tiene sus diferencias y te las vamos a contar, para que las conozcas al comprar paleta ibérica.

De dónde provienen

A la paleta se le suele llamar paletilla porque es la parte delantera del cerdo. En cuanto al jamón, a este se le denomina así porque se saca de las patas traseras del animal. Por lo que esta es una de las formas indispensables al ir a elegir una cosa o la otra, saber de dónde sale.

Cuanto mide y pesa

Los jamones se distinguen al verlos porque son más largos, pudiendo llegar a los 90 cm. También es más redondeado y ancho, además de pesar más, ya que llega a los 7 u 8 kilos.

La paletilla ibérica, en cambio, está entre los 60 y 75 cm, por lo que es algo más pequeño. También es más fina y suele pesar unos 5 kg. Pero eso no quiere decir que sea peor, puesto que es una auténtica delicia.

Sabores diferentes

A la hora de probarlos, aunque sean similares, pueden distinguirlos. De hecho, el sabor de la paleta y el jamón es un punto importantísimo para elegir uno u otro.

En cuanto al jamón ibérico, este tiene un sabor mucho más complejo y variado. Las personas más expertas podrán saber valorar cada matiz, aprovechando el jamón. En cambio, la paletilla ibérica tiene un sabor mucho más intenso y no tiene tantos matices. Esto se debe a que la curación se hace de forma distinta.

Cantidad de carne

También es distinta la cantidad de carne que se encuentra en una pieza o en otra. La proporción de tocino y hueso es mayor en la paletilla que en el jamón, por ejemplo. La razón es que en la paletilla está el omóplato, el cual ocupa una gran cantidad. Por eso, la grasa también es mayor, llegando al 60%.

En el jamón está el hueso coxal, que es más estrecho, y también hay menos grasa. Por este motivo, podemos encontrar más carne en esta pieza.

Estas proporciones son muy importantes para saber cómo debe cortarse. Se necesita tener mucha habilidad para sacar lonchas finas de una paletilla. Mientras que del jamón ibérico, es más fácil sacar lonchas grandes y anchas.

Distinta curación

A la hora de comprar paleta ibérica, también hay que conocer la curación que lleva cada uno. Los jamones ibéricos están entre 15 y 36 meses con una curación muy cuidada. Las paletas ibéricas, por otro lado, solo están entre 12 y 24 meses. Esto es debido a su tamaño, pues no necesitan tanto tiempo.